Antonio María Piñate

Hoy 15 de enero, Día del Maestro en Venezuela, no puedo dejar de escribir de uno de los maestros por vocación de nuestra Guarenas, como lo fue el Maestro Antonio María Piñate Cabrera, quien nació en la ciudad de Maracay, Estado Aragua, el primero de noviembre de 1898.

Fueron sus padres Francisco Antonio Piñate e Isabel María Cabrera, hija de Guarenas. A la edad de seis años Antonio María llegó a Guarenas, residenciándose en la Hacienda La Providencia, ubicada al noroeste del Distrito Plaza, muy cercana al río Curupao, hoy en día Zona Industrial Guayabal.

Fueron años de turbulencias ocasionadas por la revolución liberal restauradora, encabezada por el General Cipriano Castro. La época de infante que le tocó vivir al joven Antonio María Piñate, al lado de su hermano José Antonio y su madre, en un poblado con apenas 4000 habitantes, en el cual la mayor parte de sus pobladores se dedicaban a tareas agrícolas, fue ardua y de pocos recursos, pero con gran sentido cristiano y ayuda de sus familiares.

Maestro Antonio María Piñate
Maestro Antonio María Piñate

La formación humanista del joven Antonio María Piñate se forjó gracias a uno de sus ductores, el bachiller Rosendo Ulpiano Armas. Fue este hombre, de basta preparación humanista, quien logró pincelar en el futuro Maestro Piñate un corazón para la virtud de educar al pueblo que lo vio crecer.

Es importante señalar que en la época que le tocó vivir al joven Piñate, el estado venezolano tenía poco interés por la educación en las provincias, y este gran vacío lo cubría la Iglesia Católica con la educación privada; era ya la época del dictador Juan Vicente Gómez.

Para estudiar en la Capital de la República era necesario tener buenos recursos económicos o algún protector que costeara los gastos. Debo inferir que la formación del futuro maestro, sus modales de caballero, de carácter fuerte, de una cordialidad extraordinaria, de exquisito buen gusto, perfeccionista afable, bondadoso, de una inquebrantable fe cristiana, la obtuvo de una universidad, que es la vida misma.

Maestro Antonio María Piñate
Maestro Antonio María Piñate

Antonio María Piñate ingresó como maestro de aula a la educación oficial el ocho de marzo de 1926, trabajando como preceptor de la Escuela Federal No 53 en Guarenas, con veintiocho años de edad, pero ya habiendo descollado por muchos años su gran pasión de educar, enseñando a leer y escribir, que era tan necesario en la época de dictadura, labor que realizó en la escuela particular gratuita fundada por él y que llevaba por nombre María Concepción Palacios, actividad que efectuaba sin obtener ningún estipendio.

El diecisiete de julio de 1929 fue trasladado a la Escuela Graduada Ambrosio Plaza como maestro No. 2. Es aquí donde le toca interactuar al joven maestro con un grupo destacado de docentes, donde prestó su relevante servicio como forjador de juventudes.

Maestro Antonio María Piñate
Maestro Antonio María Piñate

El maestro Piñate fue un gran contertulio, era emocionante escuchar sus anécdotas. Con aquella mente lúcida y objetiva desmembraba los problemas, dándole un toque de tranquilidad para que sus semejantes se sintieran bien. Poseía un característico humor en la forma de emplear su léxico, y muchos de los que fuimos sus alumnos no olvidamos, entre otras palabras:  Granuja, versallesco, algarabía, donaire, holgazán, guabinosos, patiquines.

Su hoja de vida estuvo llena de múltiples facetas: Fue preceptor, maestro de aula, maestro de capilla, custodio de procesiones, artesano, entre otros. Permaneció por más de treinta y siete años en la escuela Ambrosio Plaza, donde en varias oportunidades fue encargado de la Dirección. Fue maestro del Servicio Obrero en el año 1936, institución perteneciente al Ministerio de Obras Públicas.

Su vocación sacerdotal, lo llevó a integrarse de lleno a los oficios religiosos, siendo un brillante ejecutante de la armonía u órgano, realizando una meritoria labor sacra en la iglesia Nuestra Señora de Copacabana, fundando al Coro de la Parroquia.

Fue un autodidacta avezado en la ejecución del violín, y como compositor destacaron veinte piezas de aguinaldos, que sus alumnos hoy todavía tararean o recuerdan.

Maestro Antonio María Piñate
Maestro Antonio María Piñate

Para la fecha del seis de marzo de 1952, época de dictadura en el país, es ratificado como Maestro No. 1 de la Escuela Graduada Ambrosio Plaza. Para el primero de abril de 1959, el maestro Piñate es ratificado nuevamente en su cargo como Maestro No. 1 del Grupo Escolar Ambrosio Plaza. Allí laboró por varios años hasta que fue jubilado en 1963.

Antonio María Piñate fue el primer Cronista del pueblo, integró la Junta Pro Templo que llevó a la remodelación del Templo Parroquial, participó en la construcción del Colegio Parroquial, fue fundador del Coro Parroquial y su director por más de cuarenta años; se dedicó al servicio parroquial de la catequesis y organizó el archivo parroquial de matrimonios, bautizos y defunciones, cuando fungió como secretario del despacho.

Maestro Antonio María Piñate
Maestro Antonio María Piñate

Fue el Maestro un gran excursionista, organizando para la comunidad un sin número de viajes que se realizaron por vía terrestre, dirigidos a conocer Venezuela. Es conmovedor observar los videos de los paseos del Maestro Piñate y recordar las numerosas personas que viajaron por casi todas las capitales y principales ciudades de la geografía de Venezuela.

Durante el ejercicio de sus funciones como educador fue galardonado con diferentes premios:

  • Medalla de oro y plata, “Orden 27 de Junio”, otorgada por el Ministerio de Educación.
  • Medalla de Oro, otorgada por el pueblo de Guarenas.
  • Medalla de Oro, “Orden Cecilio Acosta”, otorgada por el Ministerio de Educación.
  • Distinción otorgada por El Vaticano.

Llevan su epónimo:

  • Escuela ubicada en la carretera vieja Petare-Guarenas, sector Ochoa, Municipio Plaza.
  • Instituto Ciclo Básico ubicado en la Urbanización “27 de Febrero” (antes Menca de Leoni), en Guarenas.
  • Casa de la Cultura ubicada en la Plaza Bolívar de Guarenas.

Realizó varios viajes al exterior, que lo llevaron a conocer España, Italia y Tierra Santa, donde llegó con el grupo de peregrinaje “Por un Mundo Mejor”.

Maestro Antonio María Piñate
Maestro Antonio María Piñate

El día seis de enero de 1980, a la edad de 82 años, falleció en Caracas el Maestro Piñate, recibiendo los santos sacramentos como buen cristiano que dedicó su vida a educar y mantener su inquebrantable fe. No dejó bienes de fortuna. Fue sepultado en el Cementerio de Guarenas, acompañado por una gran manifestación de los que fueron sus alumnos, familiares y personas de la comunidad que a bien supieron estimarlo.


Video: Maestro Antonio María Piñate


Playlist: Viajes del Maestro Antonio María Piñate (7 videos)