Petrón

Hoy les escribo de un personaje de la Guarenas de 1930: Eusebio Antonio Gil, conocido como “Petrón”. Dicen que desde que Petrón se marchó, las campanas y cohetes dejaron de sonar con la alegría que él les imprimía.

Quienes le conocieron, coinciden que con él murió la talanquera improvisada de los toros coleados en las calles del pueblo; afirman que ya no se celebra con el mismo entusiasmo la quema de Judas y el velorio de la Cruz de Mayo, y que Petrón se llevó con él aquellos domingos alegres de piñatas, así como la gran solemnidad de los cañonazos de navidad y año nuevo.

En las festividades de Nuestra Señora de la Copacabana ya no resuenan los cañones, porque Petrón se los llevó para hacer su festín de alegría en el cielo, junto con el señor Antero, quien le llevaba los cañones.

De Petrón me contaron que su actividad de mandadero le permitía recorrer todo el pueblo y el camino de Curupao, andanzas éstas como repartidor de las pulperías existentes para la época: Bodega La Reforma de Monzón y Mendoza, bodega La Económica de P. F. Shneider & Cia, La Estrella de Oro de Rosendo Castillo, bodega La Copacabana de García Fuentes, bodega La Más Bella de Pedro Abelardo García, entre otras.

Eusebio Antonio Gil "Petrón" (derecha), Eduardo Araujo "Caramelo" (centro), Ramón (izquierda). Guarenas, década 1930.
Eusebio Antonio Gil “Petrón” (derecha), Eduardo Araujo “Caramelo” (centro), Ramón (izquierda). Guarenas, década 1930.

Me han dicho que Petrón tenía ideas quijotescas por su manera de razonar, colocándole a sus palabras la malicia jocosa y callejera que daban qué pensar. Fue un hombre muy enamoradizo; cuando le gustaba una muchacha, ahí mismo montaba una talanquera para sus toros coleados.

En la foto que engalana esta publicación, observamos a la derecha a Eusebio Antonio Gil (Petrón), acompañado en el centro por Eduardo Araujo, apodado “Caramelo”, y a la izquierda por el famoso Ramón.

En otra publicación les hablaré de Eduardo Araujo (Caramelo), cuyo oficio fue el de sepulturero en el Cementerio de Guarenas.