La Viejita de Guarenas

La Viejita de Guarenas, manifestación cultural de esta noble tierra, que ha traspasado fronteras regionales. Es una verdadera diversión popular guarenera, que nos presenta a una viejita picarona que baila mientras lleva a cuestas a un hombre tocando maracas.

A esta señora guarenera, de avanzada edad, todos la llamamos cariñosamente “La Viejita”. Pero no se confundan, que ella con sus siete o más décadas de vida es una señora muy enérgica, a quien le gusta disfrutar de todas las festividades de Guarenas.

Por bastantes años los guareneros nos hemos acostumbrado a ver a La Viejita de Guarenas, acompañándonos en toda fiesta y parranda de calle, pues ella no pierde oportunidad para disfrutar y divertir a todos por igual.

En cada fiesta de Guarenas ella se arregla para la ocasión, luciendo un llamativo vestido y maquillándose con gran emoción. Y para no perder el glamour, como toda una señora guarenera, ella cubre su cabello con su mejor mantilla de encaje.

Su pareja de baile también se engalana. Siendo mucho más joven que ella, él viste su mejor pantalón, llevando una impecable camisa, paltó y zapatos lustrados. Como hombre de la Guarenas de antaño, no puede salir a parrandear sin su sombrero. Y como orgulloso representante de su gentilicio, lleva en su espalda el nombre de nuestro pueblo: Guarenas.

Manifestación Cultural "La Viejita de Guarenas", creada y representada por el cultor Miguel Parra (†). Fotografía del año 1949.
Manifestación Cultural “La Viejita de Guarenas”, creada y representada por el cultor Miguel Parra (†). Fotografía del año 1949.

Esta indivisible pareja sale a disfrutar de las festividades guareneras. La Viejita de Guarenas siempre lleva a cuestas a su pareja, quien la acompaña muy feliz y tocando las maracas al ritmo de la alegre música cañonera.

La Viejita de Guarenas es muy rochelera y ocurrente. No para de bailar y caminar por las calles de Guarenas con un humor único. A veces se pasa de tragos, poniéndose besucona con todos los que parrandean a su lado. Su pareja de baile que lleva a cuestas le dice que haga maldades, por lo cual La Viejita a veces se pone traviesa, arrimándose y empujando a algún descuidado, o dándole un pisotón a algún desprevenido. La Viejita de Guarenas es picardía, es emoción, es diversión, es tradición.

No sabemos como se llama esta alegre y enérgica señora; para nosotros es simplemente La Viejita de Guarenas. Pero sí sabemos de su origen parrandero y de su primera pareja de baile: Don Miguel Parra (29/09/1905 – 29/05/1981).

Miguel Parra, cultor de Guarenas, creador de la manifestación popular "La Viejita de Guarenas. Fotografía del año 1980.
Miguel Parra, cultor de Guarenas, creador de la manifestación popular “La Viejita de Guarenas. Fotografía del año 1980.

A finales de la década de 1940, Miguel Parra vivía en la calle Vargas de Guarenas. Una noche mientras dormía tuvo un sueño, quizás una pesadilla. Él soñó que estaba en la Plaza Bolívar de Guarenas, uno de sus sitios preferidos. Ahí estaba una señora de avanzada edad, muy enérgica y rochelera, quien no paraba de bailar. De pronto, esa viejita comenzó a invitarlo para que bailara con ella.

Días más tarde, Miguel volvió a soñar con la misma escena, y esta vez él accedía al pedido de la señora. Pero en lugar de bailar con ella, Miguel en su sueño se montó sobre la espalda de la viejita, quien con mucha agilidad y diversión lo paseó por toda la Plaza Bolívar mientras se escuchaba un sabroso merengue. Todos a su alrededor disfrutaban de aquel espectáculo.

Los días posteriores fueron de dudas y obsesión para Miguel. Una angustia por querer entender aquel sueño recurrente. De pronto, sus dudas se convirtieron en claridad y su angustia se hizo tranquilidad.

Esa pesadilla pasó a ser un sueño revelador. Aquella viejita le dejaba saber a Miguel que debían salir juntos y divertir al pueblo, pues él era un hombre de gran carisma, a quien le gustaba entretener a los pueblerinos, llevando alegría con su música y su baile.

Miguel Parra comenzó a confeccionar un traje con materiales que fue recolectando con la ayuda de sus vecinos y amigos. Con prendas de vestir usadas y otros artículos logró traer a la realidad aquella imagen de su sueño recurrente.

Manifestación Cultural "La Viejita de Guarenas", creada y representada por el cultor Miguel Parra (†). Fotografía del año 1949.
Manifestación Cultural “La Viejita de Guarenas”, creada y representada por el cultor Miguel Parra (†). Fotografía del año 1949.

Así nació la Viejita de Guarenas, en aquel pueblo de casonas con majestuosos ventanales y techos rojos, de olor a melaza de caña dulce y jornaleros adentrándose en los cañaverales.

Durante tres décadas, el cultor Miguel Parra llevaría alegría a todos los pobladores con su diversión popular La Viejita de Guarenas.

La Viejita de Guarenas es enérgica, siempre quiere parrandear, no es fácil llevarle el ritmo; ella se hizo tradición, se hizo cultura.

Aquel hombre que la soñó y materializó, su primer compañero de baile, Don Miguel Parra, ya agotado después de una excepcional vida musical y folclórica, se despidió por última vez de Guarenas y de La Viejita en 1981.

Pero La Viejita de Guarenas no se iba a quedar metida en su vieja maleta. Así que en 1985 dejó el luto y eligió a su nueva pareja de baile: Rodolfo Toro (1951-2016). La viejita se despidió de su cuidadora, Paula Mujica, viuda de Miguel Parra, y se fue para convertirse en folclore junto a Rodolfo Toro.

Manifestación Cultural "La Viejita de Guarenas". En la fotografía, el cultor Rodolfo Toro (†) vistiendo el traje original confeccionado por el cultor Miguel Parra (†)
Manifestación Cultural “La Viejita de Guarenas”. En la fotografía, el cultor Rodolfo Toro (†) vistiendo el traje original confeccionado por el cultor Miguel Parra (†)

La Viejita de Guarenas sería refrescada por Rodolfo Toro, teniendo un aire más realista y enérgico, pero conservando su misma esencia. Este nuevo compañero de baile prefería usar un sombrero canotier. Junto a Rodolfo, La Viejita de Guarenas viajaría por Miranda y Venezuela en una renovada maleta.

Durante tres décadas, el cultor Rodolfo Toro recorrió no solo las calles de Guarenas para mantener esta manifestación cultural, sino que elevó la popularidad de La Viejita de Guarenas al ámbito folclórico mirandino y nacional, llevándola a escuelas, comunidades, organizaciones y eventos culturales.

La Viejita de Guarenas fue declarada bien de interés cultural del Estado Mirada y patrimonio cultural del Municipio Plaza de Guarenas.

El 25 de octubre de 2016, los guareneros lamentarían el fallecimiento de Rodolfo Toro. La Viejita de Guarenas vería partir a otro de sus grandes compañeros de baile, de diversión y de cultura.

Sería el actor y cultor Daniel Hooyer quien heredaría la responsabilidad de esta tradición, con la anuencia en vida de Rodolfo Toro. Daniel Hooyer sacaría a La Viejita de Guarenas a parrandear desde 2017. Pero en una jugada irónica de la vida, después de las Fiestas Patronales de Guarenas de 2018, a La Viejita le sería arrebatado nuevamente su pareja de baile.

Pero La Viejita está arraigada a Guarenas, afianzada permanentemente a sus costumbres y festividades. Ella no va a dejar de salir a parrandear, y ahora saldrá a divertir a todos de la mano del Profesor Carlos Alberto Sotillo, quien asume esta noble tarea desde febrero de 2019.

La Viejita de Guarenas seguirá bailando durante las festividades de la fundación de Guarenas, en las fiestas patronales de Nuestra Señora de La Copacabana, durante la celebración de la Virgen de La Candelaria, también en carnavales, así como en toda festividad y acto cultural de Guarenas.

Publicación relacionada: Miguel Parra


Tema “La Viejita de Guarenas”.
Letra y música de Guillermo Flores.
Interpretado por Cañonero Sabroso.