La Orquesta Canónico

La Orquesta Canónico, integrada por su director Agustín Canónico, y sus hijos Manuel José, Celso Agustín, Cruz Augusto, Benito, Carmen, Amelia, Teolinda, Herminia, y la Doña de la casa, María de la Cruz Carballo de Canónico. 

Agustín Canónico forjó en sus hijos un gran espíritu musical, siendo imposible no mencionar que de esta familia emergió un grande de la música: Benito Canónico. Autor de piezas como “El Totumo de Guarenas”, “Himno popular de Guarenas”, “El Aguacate Guarenero”, entre otras. Benito Canónico nació un tres de enero de 1894 en el sector La Candelaria, específicamente en la calle Urdaneta, esquina El Totumo. Sus primeras lecciones musicales le fueron impartidas por su padre, para luego continuar sus estudios en la Academia de Música de Caracas. 

En 1919, Benito contrajo matrimonio con Luisa Amelia Aponte, de cuya unión nacieron Josefina, Dilia, María, Beatriz, Isidro, Ramón Armando, Ángel, Luís, Máximo y Daniel Canónico Aponte.

Su vocación artística, el amor a su tierra y a los suyos, hicieron de Benito un padre ejemplar y hombre consustanciado con la Patria y con su núcleo familiar, siendo uno de sus hijos el glorioso lanzador del béisbol: Daniel (El Chino) Canónico, héroe de la hazaña beisbolera de 1941, donde Venezuela ganó la copa mundial frente al equipo cubano.

Nuestro personaje en sus composiciones le llega a la esencia de su pueblo. Supo pintar en el pentagrama la semblanza de su gente, con elevada dimensión le cantó al Totumo, al Aguacate y al Mango. El abnegado maestro de la música típica venezolana nos legó un inapreciable repertorio de sublimes valses: “El Abuelito”, “Luisa Amelia”, así como golpes típicos famosos: “El Aguacate Guarenero”, “El Totumo de Guarenas”, “El Macán”, “El Pica Pica”, “El Merengue”, “El Refranista”, “El Guapetón”, “El Güiri-Güiri”, “El Mango”, “Marta Soledad”, y otros.

Benito Canónico (enero 3, 1894 - octubre 13, 1971)
Benito Canónico (enero 3, 1894 – octubre 13, 1971)

Con el correr de los años, forma parte como ejecutante de la Banda Marcial de Caracas durante veintiocho años (1928 a 1956). Fue profesor de música en escuelas municipales y docente en centros educativos de Caracas, entre las que podemos mencionar la Escuela Normal Miguel Antonio Caro, Escuela Sucre y Escuela Teresa Caballero. Así mismo, fue fundador de la Orquesta Típica Nacional en 1953. Como compositor, Benito Canónico realizó una extensa y valiosa obra.

Quienes tuvimos la dicha de contarnos entre sus amigos, podemos hablar con certeza de aquel Guarenero que sintió un gran apego por su terruño y al cual no dejo de visitar. Nunca dejó de asistir a sus fiestas patronales para codearse en la Plaza Bolívar con sus contertulios de la Guarenas de ayer.

El Totumo de Guarenas

Cuando canto este Totumo
yo no se lo que me dá
que me pone en condiciones
de tocá, cantá y bailá
Que totumo tan sabroso
el que van a escuchá
que cuando suena en Guarenas
provoca zapateá, si señor
Ya lo van a escuchá, si señor
ya lo van a bailá, si señor
Lo van a zapateá, si señor
el totumo tan sabroso, señores
que van a zapateá
Este totumo, señores
tiene la esencia e´ tuyero
que cuando suena en Guarenas
entusiasma al mundo entero
El que lo toca y lo canta
lo canta con mucho esmero,
porque sabe que lo llaman
el Totumo Guarenero, si señor.

La salud del infatigable compositor se vio doblegada e hizo que fuese incapacitado por ser víctima de un infarto. Como elegía para su hora póstuma, compuso una marcha que ejecutó la Banda Marcial de Caracas, e hizo vibrar con sus instrumentos un 13 de octubre de 1971 cuando falleció el Maestro en la Ciudad de Caracas.

El Concejo Municipal del Distrito Plaza, en uso de sus facultades, emitió un decreto donde resalta la personalidad del Hijo Ilustre, Músico y Compositor, cuyos atributos le hicieron acreedor de la consideración, respeto y admiración de todos los Guareneros.

Guarenas perdió un hijo de una sensibilidad extraordinaria, y la música venezolana a unos de sus más destacados valores.

Una respuesta a «La Orquesta Canónico»

Los comentarios están cerrados.