Cine Guarenas

“Vamos al Cine Guarenas”, era una frase emocionante que de joven podía escuchar en mi pueblo.

El guarenero estaba acostumbrando a la imagen estática; habituado a aquellas escenas inmóviles con rostros de mirada perdida.

La proyección del movimiento era un enigma y algo desconocido como forma de diversión en Guarenas.

Antigua casa del Cine Guarenas, esquina de las calles Comercio y El Parque, década 1920
Antigua casa del Cine Guarenas, esquina de las calles Comercio y El Parque, década 1920

Y llegaría el Cine Guarenas, de la mano del Señor Juan Bautista Mendoza, cuya visión para llevar entretenimiento a los habitantes del pueblo logró incorporar este modo de distracción rápidamente, incluso antes que llegara la televisión en el año 1952 con la primera transmisión de Televisora Nacional.

A la derecha, antigua casa del Cine Guarenas, calle Comercio con calle El Parque, década 1920. Al lado, Tienda La Moderna
A la derecha, antigua casa del Cine Guarenas, calle Comercio con calle El Parque, década 1920. Al lado, Tienda La Moderna

En la fotografía principal, vemos la antigua casa del Cine Guarenas, en la esquina de las calles Comercio y El Parque, década 1920. A su izquierda, Tienda La Moderna.

Las cámaras fotográficas de placa y las de carrete, parecían ser sustituidas por aquel enorme y pesado proyector Simplex 35 mm con cabeza de reproducción sonora. Eran 250 Kg de tecnología que llevaba a la audiencia aquella mezcla de movimiento, palabra y sonido, que nos hacía contrastar entre ilusión y realidad.

Proyector cinematográfico marca Simplex, con cabeza de reproducción sonora. Fue el proyector más utilizado en las salas de cine para las décadas 1940 y 1950
Proyector cinematográfico marca Simplex, con cabeza de reproducción sonora. Fue el proyector más utilizado en las salas de cine para las décadas 1940 y 1950

¿Y por qué no volvemos al Cine Guarenas este fin de semana?

A partir del viernes 21 de abril de 1950, a las 9 de la noche, el Señor Mendoza va a proyectar la película “Hombres Marcados”.

Ya el permiso de proyección ha sido debidamente solicitado de puño y letra por el Señor Mendoza al Jefe Civil del Distrito Plaza, en papel sellado de Bs. 1 de la Tesorería General del Estado Miranda, y con timbre fiscal de Bs. 2 de los Estados Unidos de Venezuela.

La entrada para damas y caballeros es a “real y medio”, mientras que niños solo pagan un “real”.

Cine Guarenas, permiso de proyección. Puño y letra de su propietario, Señor Juan Bautista Mendoza, año 1950
Cine Guarenas, permiso de proyección. Puño y letra de su propietario, Señor Juan Bautista Mendoza, año 1950

La película “Hombres Marcados” de 1948 es la segunda adaptación que dirige John Ford de la novela “3 Padrinos”, protagonizada por John Wayne, Pedro Armendáriz y Harry Carey Jr.

Cartel de la película "3 Padrinos", año 1948. Segunda adaptación de John Ford de la novela homónima de 1913. Protagonizada por John Wayne, Pedro Armendáriz y Harry Carey Jr. La primera adaptación de John Ford fue la película silente "Hombres Marcados" de 1919.
Cartel de la película “3 Padrinos”, año 1948. Segunda adaptación de John Ford de la novela homónima de 1913. Protagonizada por John Wayne, Pedro Armendáriz y Harry Carey Jr. La primera adaptación de John Ford fue la película silente “Hombres Marcados” de 1919.

En este western, tres forajidos huyen de una pandilla por el desierto, cuando se encuentran a una mujer moribunda dando a luz en una carreta. Antes de morir, ella les hace prometer que cuidarán a su bebé y lo llevarán a salvo a través del desierto. Con poca agua, tendrán que regresar al pueblo en el que ellos robaron un banco.

Nos vemos en el Cine Guarenas!

Cartel de la película silente "Hombres Marcados", año 1919. Primera adaptación de John Ford de la novela "3 Padrinos" de 1913. Protagonizada por Harry Carey, Joe Harris y Ted Brooks
Cartel de la película silente “Hombres Marcados”, año 1919. Primera adaptación de John Ford de la novela “3 Padrinos” de 1913. Protagonizada por Harry Carey, Joe Harris y Ted Brooks

El Cine Guarenas fue expresión elocuente de una Guarenas estática que comenzaba a moverse hacia la ineludible modernidad.


Publicación relacionada: Día Mundial del Teatro