Pablo Núñez

Y si de cultores hablamos, ineludiblemente Pablo Núñez ocupa un sitial de honor en la historia y cultura de Guarenas, representando la continuidad de esta línea sucesoral de compromiso hacia la Parranda de San Pedro.

No en vano es Pablo Núñez un orgulloso representante del gentilicio guarenero y patrimonio inmaterial viviente del Estado Miranda. La fotografía principal, cortesía del Sr. Ramón Noria, nos muestra a Pablo Núñez en la Parranda de San Pedro de Guarenas del año 1989.

Pablo Núñez fue recibido por esta noble tierra el 30 de junio de 1946, como regalo para su padre Antonio Núñez y como culminación inmejorable de la Fiesta de San Pedro de ese año.

Este guarenero es iniciado por su padre como tucusito de la Parranda de San Pedro en el año 1952; y es que no podía ser de otra forma. Ya en 1957, Pablo Núñez era un sanpedreño comprometido con la tradición.

Pablo Núñez, cultor de la Parranda de San Pedro de Guarenas, Casa Parroquial, 2 de junio de 2000
Pablo Núñez, cultor de la Parranda de San Pedro de Guarenas, Casa Parroquial, 2 de junio de 2000

Así como María Ignacia pagó su promesa a San Pedro Apóstol por la intercesión ante su hija, para luego ser su esposo quien continuara esta promesa de ofrenda y respeto; así como Norberto Blanco rescató y asumió este compromiso y tradición de los esclavos; así como Don Antonio Núñez mantuvo su pacto con el Santo Patriarca en agradecimiento a su infinita bondad, para luego honrar su palabra depositada en su amigo y compadre Norberto Blanco, quien le pidió mantener la parranda; sería ahora la responsabilidad traspasada a Pablo Núñez, quién el 11 de mayo de 1980 sellaría una nueva promesa ante su padre, quien le pidió que continuara con el parrandón. Esta promesa sería reafirmada en el lecho de enfermo de Don Antonio Núñez aquel febrero de 1987.

La sucesión debe continuar; es así como la Parranda de San Pedro de Guarenas ha sido heredada amorosamente de generación en generación; mantenida, respetada y representada por los hijos de esta hermosa tierra.

Pablo Nuñez, cultor de la Parranda de San Pedro de Guarenas, año 1989 (foto cortesía de Ramón Noria)
Pablo Nuñez, cultor de la Parranda de San Pedro de Guarenas, año 1989 (foto cortesía de Ramón Noria)

Ya son cuatro décadas de aquel 29 de junio de 1980, frente a la hoy Catedral Nuestra Señora de La Copacabana, bajo la mirada misericordiosa de San Pedro Apóstol, cuando quedó estampado el inicio de Pablo Núñez como jefe de la Parranda de San Pedro de Guarenas; respaldado en ese momento por su mentor, su padre, el insigne parrandero Antonio Núñez, cuya impronta sigue esparciéndose a todos los sampedreños de Guarenas.

Pablo Núñez fue impulsador de esta festividad para su reconocimiento e inscripción en la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad; ardua tarea realizada en conjunto por la Asociación Civil Antonio Núñez, Fundación Parranda de San Pedro de Guatire, Parranda de San Pedro del CEA, Parranda del 23 de Enero, Parranda Valle Arriba, y la Parranda del Barrio.

Pablo Núñez, cultor de la Parranda de San Pedro de Guarenas, Casa Parroquial, 2 de junio de 2000
Pablo Núñez, cultor de la Parranda de San Pedro de Guarenas, Casa Parroquial, 2 de junio de 2000

Pablo Núñez es un verdadero tradicionalista, apegado a los orígenes de esta manifestación cultural; siempre comprometido con la transferencia del culto a San Pedro de una generación a otra, garantizando así la continuidad de la Parranda de San Pedro de Guarenas.


Publicación relacionada: Antonio Núñez