Norberto Blanco, el Gran Sanpedreño

La Parranda de San Pedro, ha sido una festividad popular y religiosa imperecedera, gracias a los cultores y promeseros que por más de un siglo la han mantenido con devoción hacia el Santo Patriarca. Norberto Blanco, el Gran Sanpedreño, es uno de ellos.

En la época colonial, los esclavos que habitaban los predios de las haciendas del Cantón de Guarenas, trabajan con ahínco para el corte de la caña madura, así como en las labores propias de un ingenio de trapiche, donde prensaban las varas para obtener el sublime jugo que sería convertido en aquellas panelas de rico papelón.

Pero también, estos esclavos protestaron incansablemente por su libertad. Muchas veces estas protestas se presentaban a través de la algarabía nocturna, con cantos e improperios hacia el patrón.

De una manera figurativa pisoteaban al amo, a través del baile impetuoso, en donde volviendo polvo al terrón desahogaban sus angustias y padecimientos por su condición social de esclavos.

Asociación Civil Antonio Núñez, Parranda de San de Pedro de Guarenas
Asociación Civil Antonio Núñez, Parranda de San de Pedro de Guarenas

Estas haciendas del Cantón de Guarenas mantuvieron la economía de la zona, pero también fueron sitio de origen de tradiciones culturales y religiosas.

Es así como esta parranda de protesta se transformó con el tiempo en una parranda de agradecimiento por el milagro que San Pedro Apóstol le concedió a la esclava María Ignacia, quien rezó y suplicó por la sanación de su hija Rosa Ignacia con la promesa de bailar y cantar cada 29 de junio ante el Santo Patriarca.

Cuando pensamos en los primeros cultores de la Parranda de San Pedro celebrada en Guarenas y que heredaron la tradición de los esclavos, la historia nos premia con un personaje: Norberto Blanco.

En 1863 culminó la Guerra Federal de Venezuela, conocida también como la Guerra de los Cinco Años, en donde se enfrentaron conservadores y liberales.

Guerra Federal de Venezuela, o Guerra de los Cinco Años, 20 de febrero de 1859 al 24 de abril de 1863.
Guerra Federal de Venezuela, o Guerra de los Cinco Años, 20 de febrero de 1859 al 24 de abril de 1863.

Se respiraban nuevos aires de libertad, gracias a los derechos ciudadanos establecidos en el Decreto de Garantía firmado por el presidente Juan Crisóstomo Falcón, trayendo paz al país, permitiendo la libertad de culto y el libre tránsito de la población.

Gracias a ello, la Parranda de San Pedro pudo afianzarse como una manifestación eminentemente religiosa, incluso con mayor libertad que la lograda en 1854 con la ley que abolió la esclavitud en el gobierno de José Gregorio Monagas.

Asociación Civil Antonio Núñez, Parranda de San de Pedro de Guarenas, año 2012
Asociación Civil Antonio Núñez, Parranda de San de Pedro de Guarenas, año 2012

Es así como los parranderos pudieron recorrer libremente las calles del pueblo, incluyendo además en la vestimenta de los tucusitos los colores litúrgicos o políticos:

• Rojo del Espíritu Santo, sangre del martirio y el fuego.
• Azul de la paz y la pureza, manto de la Virgen María.
• Rojo del Partido Conservador.
• Amarillo del Partido Liberal.

Sin embargo, la Parranda de San Pedro mantendría reminiscencias de aquella lucha por la libertad de los esclavos afrodescendientes.

Para ese momento, el niño Norberto Blanco ya era un devoto del Santo Patriarca, participando cada año en la Parranda de San Pedro.

Imagen de San Pedro Apóstol, Catedral de Nuestra Señora de Copacabana de Guarenas.
Imagen de San Pedro Apóstol, Catedral de Nuestra Señora de Copacabana de Guarenas.

Norberto Blanco, el gran sanpedreño, fue testigo en 1900 del traslado de la imagen milagrosa desde la Hacienda San Pedro de Guarenas hacia la Hacienda El Carmen. Esta imagen era por supuesto la de San Pedro Apóstol, la cual había estado ubicada en la capilla de la Hacienda homónima por muchas décadas. Esta capilla quedó destruida a raíz del terremoto del 29 de octubre de ese año, por lo cual su propietario Don Carlos Bello pidió resguardarla en la capilla de la Hacienda El Carmen.

Norial de la Hacienda San Pedro de Guarenas, década de 1970.
Norial de la Hacienda San Pedro de Guarenas, década de 1970.
Torreón de la Hacienda El Carmen, año 2021
Torreón de la Hacienda El Carmen, año 2021

Años más tardes, Norberto Blanco se convirtió en voz principal de los parranderos, improvisando hermosos versos para los guareneros.

Así mismo, Norberto Blanco se encargaba de los pormenores de la parranda, participando por igual en las actividades de vísperas del 29 de junio, cuando trasladaban al Santo desde la casa del Señor Juan Aponte en La Llanada de Guarenas hasta la Iglesia de Nuestra Señora de Copacabana para su ornamento previo a la procesión.

Años más tarde, Norberto Blanco trabajaría mucho más cerca del pueblo, prestando sus labores en la Hacienda Trapichito, muy cerca del Cerro El Papelón.

Hacienda Trapichito de Guarenas, sitio de la Urbanización El Torreón, década 1970.
Hacienda Trapichito de Guarenas, sitio de la Urbanización El Torreón, década 1970.

En 1937, Norberto Blanco el incansable cultor, supo que partiría al encuentro con San Pedro y el Creador. Por ello, pidió traer a la Hacienda Trapichito a su compadre Antonio Núñez.

Don Antonio Núñez (05/07/1901 - 05/02/1987), Parranda de San Pedro de Guarenas
Don Antonio Núñez (05/07/1901 – 05/02/1987), Parranda de San Pedro de Guarenas

Con lágrimas en los ojos, Norberto le dijo a su entrañable amigo:

“Compadre, le entrego la parranda, el cuatro y las maracas, para que todos los 29 de junio se siga escuchando el parrandón, porque yo me marcho”.

Don Antonio Núñez cumplió con orgullo y a cabalidad la palabra depositada por él a quien fuera su gran amigo. Y ahí comenzó otra hermosa historia de cultura, tradición y fe para Guarenas

Norberto Blanco logró preservar la Parranda de San Pedro en Guarenas de la misma forma en que había sido celebrada en décadas anteriores por los jornaleros y esclavos de las haciendas. Ese fue su gran legado para Guarenas.

Procesión San Pedro de Guarenas, 29 de junio de 1988
Procesión San Pedro de Guarenas, 29 de junio de 1988

Norberto Blanco, el gran sanpedreño, es parte de la memoria histórica de Guarenas.

Video: Norberto Blanco, el Gran Sanpedreño de Guarenas