Carnavales de la Guarenas de Antaño

En el año 1923, envueltos en un torbellino de armonía entusiasta, se constituyó la “Junta del Carnaval de Guarenas” junto a su digno Jefe Civil, Rosendo Castillo G., y su estimable secretario, C. Menderi, para organizar y festejar con la mayor esplendidez las tradicionales carnestolendas. Los carnavales de la Guarenas de antaño se celebraban por todo lo alto.

Para el pueblo jornalero de la época, estos días se traducían en un clima donde reinaba las buenas costumbres y modales, así como las chanzas propias de las informalidades y fingimientos que eran irreprochables.

Aquella “Junta del Carnaval de Guarenas” estuvo presidida por Juan Bautista Mendoza, junto a Vicente Lugo como Vicepresidente, Miguel Castro como Segundo Vicepresidente, Antonio Gutiérrez como Tesorero, Rafael García como Secretario y Tomás González como Subsecretario.

Todos estaban deseosos de que aquellas festividades revistieran un carácter de verdadera armonía y gratos recuerdos, ordenando toda clase de bailes populares, previo permiso de la autoridad civil, quien concedía todos los derechos para la gozadera durante los días once, doce y trece de febrero de 1923.

Carnavales de la Guarenas de antaño en la calle Real, década de 1920. Al fondo, esquina de la calle Bermúdez. Fotografía restaurada y coloreada digitalmente por Campanario Urbano.
Carnavales de la Guarenas de antaño en la calle Real, década de 1920. Al fondo, esquina de la calle Bermúdez. Fotografía restaurada y coloreada digitalmente por Campanario Urbano.

Se instaba a las honorables familias adornar los frentes de sus respectivas casas con flores, bambalinas, entre otros.

Los organizadores, auxiliados con la reconocida decisión del entusiasta jefe civil, se permitieron aclamar reina del carnaval de Guarenas a la distinguida señorita Rosa Álvarez, quién hizo brotar en los corazones de sus súbditos un torrente de alegres venturanzas.

El domingo 11 de febrero de 1923 a las 9 de la mañana, en los salones de la Casa de Gobierno, es coronada su majestad por las autoridades del Municipio, acompañada por sus damas de honor las princesas: Josefa Acuña, Luisa Álvarez, Ana María Gutiérrez, Consuelo Patiño, Ascensión María Orta, Claribel Uribe, Miriam y Belén Blanco Yépez.

Las coloridas comparsas con inusitado entusiasmo desfilaron por las principales calles de la población, precedidos por la Banda Municipal, haciendo derroche de serpentinas, papelillos y caramelos.

En estos tres días que precedieron al miércoles de ceniza fue tradición ver piñatas, corrida de cintas, reuniones de alegres disfraces en la calle Ambrosio Plaza y en la Plaza Bolívar, las cuales se engalanaban con guirnaldas y fuegos artificiales.

Carnavales de la Guarenas de antaño en la calle Régulo Fránquiz, frente a la Plaza Bolívar, década de 1920. Al fondo, esquina de la calle Bolívar. Fotografía restaurada y coloreada digitalmente por Campanario Urbano.
Carnavales de la Guarenas de antaño en la calle Régulo Fránquiz, frente a la Plaza Bolívar, década de 1920. Al fondo, esquina de la calle Bolívar. Fotografía restaurada y coloreada digitalmente por Campanario Urbano.

No faltaba en ningún instante una voz chillona, que se acercara para preguntar: “A que no me conoces?”, “me saludas a tu señora”, o el caballero que respetuosamente dejaba caer papelillos en la cabeza de alguna damita de su agrado.

Después de haber transcurrido tres días de celebraciones, donde brilló el esplendor y la oportunidad de compartir con familiares y amigos a rienda suelta, la fiesta tenía que llegar a su final.

Es el día martes 13 de febrero a las 10:30 p.m. cuando se presenció el “entierro” del carnaval con un acto ceremonioso de chanza, donde un supuesto teólogo, Pedro Núñez, acompañado de los señores Leopoldo Marrero, Ramón Monzón y Nemesio Pérez, despidieron las carnestolendas hasta el próximo año.

Así se vivieron los carnavales en la Guarenas de antaño.


Publicación relacionada: Carnavales de Guarenas